Junta con el embajador Luis Arias


Guillermo Gómez Rivera


Servidor con D. José Ramón Perdigón, y un amigo español de Aragón, España, Jesús Gómez, tuvimos una junta con el Embajador de España en Filipinas, el Excmo. Sr. D. Luis Arias Romero en el local de la nueva embajada en el edificio del Equitable Bank en Paseo de Roxas, Ciudad de Makati.

Tras enseñarnos todas las dependencias de la embajada, muy digna y muy bien puesta desde luego, el Embajador, en la sala de juntas que tiene cerca de su despacho, nos informó sobre la colaboración española al paso, tomado por la Presidente Gloria M. Arroyo de Filipinas, de reintroducir la enseñanza del idioma español en todos los niveles de la educación "Philippine".

El Embajador Arias dio fotocopia de una Orden Ejecutiva de la Presidente Arroyo al vice-moderador de este foro, D. José Ramón Perdigón y a un servidor. Esta orden ejecutiva se produjo por los siguimientos oficiales y personales del Embajador Luis Arias cerca de la oficina de la primera mandataria y del Ministro Alberto Rómulo tras el anuncio en España hecha por la mencionada Presidente Arroyo a principios de 2007.

(Esta información dada por el mismo Embajador Arias, inadvertidamente desmiente la afirmación de otra fuente que se empeña en decir que fue "por mi fácil acceso al palacio presidencial de Malacañang" lo que produjo esa orden ejecutiva. Esa frase sobre "mi fácil acceso" a Malacañang es la misma que logró ofender a la dama de un anterior embajador de España en Filipinas.)

Esta Orden Ejecutiva dirigida al Secretario de Educación, Cultura y Deportes, al Presidente de la Comisión de Educación Superior (Ched) y al Presidente de la TESDA (Oficina de entrenamiento vocacional de los jóvenes que no han completado una carrera) claramente se les manda a los cabezas de estas tres agencias del gobierno que enseñen el idioma español.

Esta Orden Ejecutiva no dice que también se enseñe el chino mandarin, el japonés y el francés, pero el Secretario Lesli Lapus, por su cuenta, al parecer, ha decretado que el español se ofrezca como una asignatura a elegir facultativamente frente a las otras asignaturas de chino, japonés y francés.

El Presidente de la Comisión de Educación Superior (CHED). de que sepamos, no ha expedido hasta ahora una circular, como de hecho ya nos lo ha expedido el Secretario de Educación (DECS) Lesli Lapus, que ordene la inclusión de alguna asignatura de idioma español en colegios y universidades filipinos.

El Presidente de TESDA tampoco ha expedido una circular acatando la misma orden ejecutiva.

La coordinadora de la enseñanza del idioma español en las 17 escuelas secundarias designadas por el Secretario del DECS, Leslie Lapus, es Lolita Estrada, persona que servidor conoce de paso, y que, a su vez, está bajo la oficina de Jerry Sy, dentro de la jerarquía de la oficina matriz del DECS en Metro Manila.

El Embajador Arias nos informó que llegará a Manila un Coordinador de Educación procedente de España y que tendrá su despacho en el local de la embajada española contigua al del embajador. Este detalle es importante, porque la enseñanza del español en escuelas y colegios filipinos no estarán tan solamente a cargo del Instituto Cervantes de Manila cuyos objetivos son distintos aunque, desde luego, que, también, ha de colaborar en el entrenamiento de maestros por intervención del Ministro Moratinos.

En ese caso, la estructura en Filipinas del Instituto Cervantes tendría que ser diferente de los otros sucursales que tiene en otros países porque el de Manila ha de funcionar además como una escuela normal para maestros filipinos de español. En este caso, el Director del IC de Manila tendría que ser un maestro o profesor titulado de español o, por lo menos, un filólogo, formado en España.

Lo que podría llamarse como el primer paso ya se ha dado. Tenemos ahora que enterarnos cuántos alumnos se han matriculado, a opción suya, en las clases de español que supuestamente se han abierto, en este mismo mes de junio 2009, en las designadas 17 escuelas secundarias.

Y debemos igualmente ver cómo esos primeros 34 maestros de inglés, entrenados por solamente dos meses por el Instituto Cervantes de Manila, van a enseñar español durante todo este año escolar de 2009-2010. Nos dicen desde luego que este ejercicio es "un jercicio piloto" por lo que debemos esperar qué resultados ha de tener a la larga.

Debemos igualmente averiguar cuántos alumnos optaron por matricularse en las clases de chino mandarín, en las clases de japonés y en las clases de francés, para comparar su número con los que optaron por aprender español.

Por un lado, un servidor, le sugirió al embajador que, a manera de apoyo a la enseñanza del idioma español, igualmente se organice un programa de presentaciones de baile español, o flamenco, en esas mismas 17 escuelas secundarias a fin de introducir a ambos maestros y alumnos a una buena parte de la cultura española, la danza. El embajador nos respondió que ese programa se podría presentar al coordinador que pronto llegará de España.

Tras conseguir la reintroducción de la enseñanza piloto del idioma español en el nivel secundario, se debiera ahora trabajar para que también se reintroduzca en el nivel universitario y en el programa de la TESDA.




^arriba^


portada verano 2009 archivos enlaces contactar índice

Tomo XIII, no.2,
Verano 2009


Director: Edmundo Farolán




En este número:


¿Desengaño o
reconciliación?
Ángel Brichs Papiol


....Y el Señor desembarcó

en Filipinas
Juan Hernández Hortigüela


El orgullo de Melitón
(Un relato de amor

en las lejanías)
Maria Dolores Tapia del Río


Junta con

el embajador Luis Arias
Guillermo Gómez Rivera


Reconocimiento flamenco
Guillermo Gómez Rivera


Notas lingüísticas

hispanofilipinas
Edmundo Farolán


Cartas de nuestros lectores













Todos los derechos reservados /
Copyright © 2008
Revista Filipina,
Edmundo Farolán
Diseño: E. A. Lozada