Cartas de nuestros lectores

A la Revista Filipina.

Me es grato saludar al Director de “Revista Filipina” Doctor Edmundo Farolán - y por su intermedio a sus lectores - y felicitarlo por el admirable esfuerzo de movilizar conciencias en pro del renacer de la lengua española en Filipinas.

Edmundo, a partir de contactar a Revista Filipina y posteriormente otras páginas en Internet que me facilitaste generosamente, me interesó la situación de la lengua española en Filipinas, pues hasta ese momento desconocía la realidad idiomática del país – y pido disculpas por mi ignorancia al respecto –.

Antes de seguir adelante con mis pensamientos, debo aclarar que mi formación no está relacionada a las letras, no soy escritora y dudo de estar a la altura de los selectos lectores de la rica literatura que he encontrado en sus páginas.

En un principio me pregunté cómo pudo desarraigarse la lengua de un país, situación similar a mutilar a un pueblo de sus raíces, de su forma de pensar y de sentir; y de expresarse con la cadencia de nuestra lengua madre que, en este caso, se enriquece con el habla aborigen.

A través de la variada literatura fui descubriendo también la realidad histórica y cultural de Filipinas; y sigo descubriendo más. Desde el principio amalgamada de influencias diferentes y más tarde, reprimida y exigida a borrar su hispanidad.

Curiosa y particular historia. En el camino, alguien ignoró el hecho de que sólo conociendo y aceptando nuestro pasado podemos avanzar con paso firme hacia el porvenir.

Sin embargo, si bien se pudo condicionar al pueblo filipino a apartar el idioma español en la lectoescritura, difícil es que se hayan borrado otras señales aportadas por la tradición popular, las que seguramente viven aún bajo nuevas normas.

Me parece difícil que se haya podido desterrar del hombre filipino el modo de sentir, ver y expresar el mundo aportado desde el español y sumado al saber nativo, prácticas diarias de interrelación expresadas en el estilo de saludos, disposición de horarios y comidas, las formas de representación y de creencias. Es difícil borrar la vida cotidiana de todo un colectivo humano.

Trabajo difícil de los comunicadores; considerando que la interdependencia global está en marcha y deteriora o atenúa algunos aspectos del desarrollo humano en cada región, entre ellos el aspecto cultural, los valores. Se desdibuja así la propia identidad.

Pero esa misma interdependencia global nos facilita la Internet y ésta resulta una herramienta válida para acceder en nuestro idioma y trabajar en la idea aglutinante de intentar recobrar lo subyacente, tal como ustedes lo están haciendo.

Es probable que pronto asistiremos al resurgir pletórico del español en Filipinas. Es también mi deseo.
Tal vez sea esta bárbara situación de deprivación idiomática la que hace comprender la cruzada titánica emprendida por los pensadores hispanofilipinos. Mis felicitaciones por la tarea.

Un saludo cordial.
María Myrna Rodríguez

Myrna nació en Diamante, Entre Ríos– Argentina donde trabajó en los últimos 12 años en el área de Promoción Comunitaria del Ministerio de Acción Social de la provincia Paraná - Entre Ríos. Actualmente está jubilada.



Barcelona,17 de Septiembre del 2006

Admirado Edmundo:

Le escribo este e-mail desde Barcelona con el ánimo de felicitarle por esa labor que realiza desde la Revista Filipina en su menester de unir ambas culturas que son las mismas.

Vaya mi felicitación por su trabajo.

Fco Javier Tapia Martínez


arriba


portada octubre 06 archivos enlaces contactar

Tomo X, no.2,
Otoño 2006

Director: Edmundo Farolán



Filipinas y la recuperación
de su identidad
Fernando Arenas Álvarez

El poeta Edwin Agustín Lozada
La poesía filipina en español
continúa manifestándose

Manuel García Castellón

La dama de blanco
(nueva versión)
Edwin Agustín Lozada

La historia de la escena filipina
(fragmentos),
(Primera Parte)
Cecilia Quiros Cañiza

Discurso de ingreso
en la Academia Filipina

de Hilario Ziálcita y Legarda:
La maravilla del español hablado.

Grabación del Presidente
Manuel Quezon
en castellano e inglés

 
Cartas de lectores



Itinerancias:
Comings and Goings
Carayan Press anuncia
la nueva publicación
de la poesiá de
Edmundo Farolán Romero




Todos los derechos reservados /
Copyright © 2006 Revista Filipina,
Edmundo Farolán