Dos poemas de Marra Lanot
y una breve entrevista

Andrea Gallo


Marra Patricia Lanot y Licad es una poetisa filipina cuya obra poética es trilingüe: compone principalmente en inglés y tagalo pero ha escrito también textos en español. Es autora de varias colecciones poéticas Sheaves of Things Burning (1967), Flowers of the Sun (1970), Passion & Compassion (1981), Witch’s Dance (2000) y en estos días acaba de dar a luz su último libro de versos bajo el título Riding the Full Moon and other poems in English & Spanish.

....No ha limitado su actividad a la composición de poemas sino que es incluso ensayista, periodista freelance, autora de programas de televisión, y se ha dedicado a la enseñanza académica en la Universidad de Filipinas (UP – Diliman), institución en la que ella misma estudió y de la cual se graduó.

....Sus textos en español se han publicado en Cuadernos (1994) del Instituto Cervantes, en Witch’s Dance, en la antología poética Lo último de Filipinas (2001) y ese último, hodierno libro que se acaba de mencionar. Lanot ha también publicado artículos en castellano en la rúbrica “Crónica de Manila” que el periódico Manila Chronicle tuvo desde 1994 hasta 1997; sus traducciones de autores hispanos al filipino han aparecido en revista.

....A continuación publicamos dos poemas suyos en castellano y una breve entrevista que el pasado marzo nos ha concedido en Manila.


Cómo quisiera

Cómo quisiera abrazarte
pero no lo hago,
cómo quisiera besarte
pero no me atrevo,
cómo quisiera sentir
el fuego de tu
cuerpo desnudo,
pero no puedo
porque eres la musa
de la poesía,
eres un dueño de mi fantasía
eres un sueño.

(de Witch’s Dance, Manila, Anvil, 2000, p. 169)


Hay muchas maneras de recordar

La cara de las revolucionarias de 1898
es solamente una cara de la mujer
–Tangdang Sora como una madre y enfermera,
Gabriela Silang en su caballo,
Teresa Magbanua en su uniforme –
una guerrillera furiosa en humo.
Pero había también mujeres de silencio
que día tras día cocinaron, limpiaron,
dieron a luz a infantes,
sufrieron en la noche
como la lluvia cae en la puesta del sol
invisibles en la historia,
soldados de la vida y no de la muerte.
Las filipinas de hoy
son más o menos
las revolucionarias de ayer.

(de Lo último de Filipinas. Antología poética, Madrid, Huerga & Fierro, 2001, p. 82)


•••••

AG: ¿Dónde aprendió usted español? ¿Se hablaba en su casa, alguien de su familia lo solía utilizar?

ML: Aprendí español en la Universidad de Filipinas por un método mnemónico y poco eficaz y naturalmente olvidé mucho después. En mi familia y entre los amigos muy pocos hablan español.

AG: Usted se educó en inglés y filipino ¿Por qué, entonces, escribe también poemas en español?

ML:. Empecé traduciendo poemas del español al filipino. A partir de ahí me interesé más por los poetas que escriben en español y de la lectura pasé a componer poemas originales en español.

AG: ¿Cuáles son sus modelos literarios, sus autores de referencia?

ML:. Primero siempre me fascina nuestro Rizal, y luego los extranjeros como Rilke, Baudelaire, T.S. Eliot, Jean-Paul Sarte, Simone de Beauvoir. De los latinoamericanos me encantan Isabel Allende, Pablo Neruda y Nicolás Guillén.

AG: En una época en la que las letras están dominadas por la novela, el “oficio” de poeta parece quedarse al margen del mundo literario y sobre todo de las atenciones editoriales, ¿cuál es la razón que la mueve a dedicarse a la poesía desde hace tantos años?

ML:. Simplemente me gusta escribir poesía. Mi padre, Serafín Lanot, fue un periodista y poeta, y mi madre es pianista y profesora de música, ellos han orientado mucho mi sensibilidad y han fomentado en mí el gusto y el interés por la poesía y el arte.

AG: En sus versos hay referencias a Latinoamérica, sobre todo a México, ¿Son conscientes los filipinos de esta fuerte interconexión cultural entre Filipinas y Latinoamérica?

ML: Lamentablemente no. En general, los filipinos no somos conscientes de esta conexión, y es una lástima. Muchos filipinos conocen canciones en español o por lo menos tienen familiaridad con ellas pero no saben que son de México.

AG: Filipinas es, sin duda, un país de contrastes que sobre todo en este momento vive cierta dificultad, en su opinión ¿el intelectual filipino sabe reflexionar sobre los grandes problemas del país o el arte es más bien evasión de la realidad?

ML: Algunos artistas, sean escritores, pintores, músicos, actores etc., son críticos con la situación y la administración presentes. Sus opiniones se reflejan en sus artes y sus acciones. Hay gente que tiene una idea de cambio, de mejorar las condiciones sociales y económicas. Un problema – no el único – es que entre organizaciones e individuos hay poca unidad y colaboración. Más se debería hacer a favor de los derechos de salud de las mujeres, de los niños, de los ancianos y enfermos.

AG: ¿Cuáles son tus futuros proyectos artísticos?

ML: Bueno, todavía tengo manuscritos inéditos y acabo de publicar este nuevo poemario que incluye textos en castellano. En el futuro espero poder escribir más guiones para la televisión

 

 
^arriba^


portada otoño 08 archivos enlaces contactar

Tomo XII, no.3
Otoño 08

Director: Edmundo Farolán



En este número:

Algunas influencias sobre
la poesía de Rizal (2a parte)

Brooke F. Cadwallader

Los escritores cebuanos
Edmundo Farolán

Evolución e historia
de la Academia Filipin
a

Relaciones diplomáticas
mexicano-filipinas

Guillermo Gómez Rivera

Dos poemas de Marra Lanot
y una entrevista

Andrea Gallo

¿Será verdad?
MInguín Fernández

Carta a la Juventud Fiipina
Patricio Agustín Iglesias



FONOTECA DEL ESPAÑOL
EN FILIPINAS
Número Tercero

I. Vida de Carmen Madrid Murillo,
manileña de Intramuros

II. Carta de G. Gómez Rivera
III. Conversaciones
IV. Álbum
Isaac Donoso Jiménez


BIBLIOTECA
DE CRÍTICA LITERARIA FILIPINA

Número Cuarto

Prosa Barroca Filipina:
«Exordio á la Narrativa [1733]»

Introducción y edición de
Isaac Donoso Jiménez








Todos los derechos reservados /
Copyright © 2008
Revista Filipina,
Edmundo Farolán
Diseño: E. A. Lozada