Programa Amigos

Julio Antonio García Carracedo



MEMORIA DEL TALLER DE LENGUA Y CULTURA HISPÁNICAS

ORGANIZADO POR DON JULIO ANTONIO GARCÍA CARRACEDO

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL GALEÓN DE MANILA

(AGCM) Y LA PARTICIPACIÓN DIRECTA DE SU PRESIDENTE

HONORÍFICO EL ACADÉMICO DON GUILLERMO GÓMEZ RIVERA.


Isla de Panglao, Bohol, diciembre de 2009


Julio A. García Carracedo, Organizador


El Programa Amigos forma parte del ideario de actividades prioritarias de la ACGM, asociación dedicada a la promoción de la lengua española en Las Islas Filipinas, así como al estudio y divulgación de la cultura y la historia comunes. Con sede en Madrid, esta asociación cuenta entre sus miembros con ciudadanos españoles y filipinos, estando abierta a todas las nacionalidades.

....El encuentro de Bohol supone el primero de los pasos dentro de este programa encaminado hacia la creación de una futura red de profesores de español en colaboración con las autoridades educativas de Filipinas y demás organismos públicos y privados interesados en promover la enseñanza del español en dicho país.

....Esta primera experiencia, consistente en un taller intensivo de lengua española, ha tenido lugar en la isla de Panglao, Bohol, entre los días 25 y 30 de diciembre de 2009 y en él han participado siete maestras y dos maestros venidos desde la provincia de Zamboanga del Norte en la isla de Mindanao, Filipinas.

....El taller ha sido dirigido por Don Julio Antonio García Carracedo, titulado por la Universidad de Alcalá de Madrid como profesor de español como lengua extranjera desde el año 2003. Así mismo se contó con la presencia y la colaboración directa del académico filipino Don Guillermo Gómez Rivera, historiador, escritor y presidente de la ya desaparecida confederación filipina de profesores de español.

....Este curso tuvo un número de horas lectivas de cincuenta aproximadamente, a las que habría que añadir tres horas más dedicadas a la práctica de algunos bailes latinos y otras tres horas aproximadamente a charlas coloquios sobre la trayectoria de la lengua española en Filipinas y el resto del mundo hasta nuestros días. Estas explicaciones iban acompañadas por la visualización de un mapamundi, que a su vez facilitaba el aprendizaje de ciertos contenidos históricos y geográficos.

....El taller se desarrolló de forma notable, debido principalmente al interés y entusiasmo demostrado por los maestros voluntarios, pudiendo afirmar que los objetivos previstos se cumplieron prácticamente en su totalidad. No obstante la rentabilidad de este taller sería mínima si no se diera una continuidad al mismo en un espacio de tiempo razonable.

....La segunda fase de este programa consistiría en la realización de un curso intensivo de seis semanas en España por parte de los mismos maestros durante sus vacaciones escolares en los meses de Abril y Mayo del presente año de 2010.

....La ACGM, a través del promotor de dicho programa, alojaría a estos profesores en instalaciones apropiadas y cubriría todos los gastos de manutención y formación así como los desplazamientos interiores durante dicho periodo de seis semanas.

....Será no obstante necesaria la colaboración económica de otras instituciones para sufragar los gastos de desplazamiento hasta Madrid de dichos maestros.


“El Encuentro de Bohol”

Cuando me planteé llevar a cabo esta experiencia contemplaba dos posibles alternativas. Una era trasladarme a la ciudad de los propios maestros (Dipolog, Mindanao) y desde instalaciones públicas impartir las clases de forma intensiva como si de una academia convencional se tratara. La otra, más compleja y costosa, era desplazar el grupo a un lugar distante de su entorno y enfocar el taller desde una convivencia. Primó el segundo por muchas razones, algunas muy obvias. Pero la principal era convertir el curso en una experiencia vivencial importante y positiva en sus vidas gracias al español. Esto me permitiría también integrarme con ellos de una forma más natural, facilitar la comunicación y profundizar en el conocimiento mutuo. En términos de aprendizaje favorecería claramente la desinhibición y la confianza.

....Buscaba además resolver otras incógnitas importantes para nuestros objetivos:
¿Estarían en general los maestros filipinos realmente interesados en aprender castellano y dispuestos a enseñarlo después si tuvieran la oportunidad?
¿Compartirían prejuicios y tópicos referentes a la colonización española y su estigmatización por parte de amplios sectores de la opinión pública filipina?

....Ambas han quedado suficientemente resueltas.

....El interés de este grupo de maestros por aprender español ha superado todas las expectativas. Tengo la convicción de que estas personas han llegado a sentir el castellano como algo suyo en muchos momentos y nos han demostrado continuamente que la dificultad, lejos de desalentarlos, les hipermotivaba, siendo siempre los primeros a la hora de “tirar del carro”.

....En cuanto a la segunda y más delicada cuestión, he de decir que no ha hecho falta indagar mucho para saber que el filipino de a pie no tiene prejuicios en ese sentido, sino muchas contradicciones y una gran interés por resolverlas. A nosotros nos han tratado en todo momento con el respeto de un padre, el cariño de un hermano y la confianza de un amigo.

....No es mi objetivo en este apartado hacer valoraciones específicas de tipo lingüístico, pues los comentarios relacionados con los contenidos, los objetivos y la metodología aplicada en este curso quedan expuestos en la memoria-diario elaborada al respecto.
Sin embargo, si deseo reseñar aquí un aspecto que considero de gran importancia.

....Si bien es cierto que, debido a la introducción del alfabeto inglés en sus lenguas nativas, el estudiante filipino presenta dificultades de pronunciación en castellano que no debieran darse, también es cierto que ha resultado de suma importancia para su aprendizaje el conocimiento, uso y correcta dicción de un gran número de voces castellanas aún existente en sus lenguas nativas.

....Si a nivel funcional este hecho ha resultado de gran ayuda, es a mi entender en el aspecto afectivo donde manifiesta su mayor transcendencia. Cuando el alumno filipino descubre una voz común que forma parte de lo que podríamos llamar su lenguaje íntimo, claramente diferenciado del inglés, experimenta una primera reacción de sorpresa que casi de forma automática da paso a una sensación de complicidad, estableciéndose en ese momento una especie de vínculo afectivo con la lengua, con el mentor y todo lo que este representa.

....Considero un privilegio haber podido compartir con este grupo de personas la experiencia de enseñar mi lengua y compartir un mismo interés por ella. Como profesor me han permitido acercarme a sus necesidades, a sus capacidades y a sus deficiencias, lo que me permitirá en un futuro mejorar mis estrategias pedagógicas, pero como persona…, como persona me han recordado lo bonito que es compartir.

....No puedo por menos que considerar este curso como un éxito en tanto en cuanto ha tenido lugar, se han cumplido los objetivos, y la disposición y comportamiento de los participantes ha sido excepcional. Este éxito supone para nuestra Asociación un nuevo y mayor reto, que es la continuidad del programa. Para mí, como promotor directo del mismo supone, además, un compromiso personal para con nueve personas ilusionadas.



....Quiero agradecer a Janet, Jerjay, Jemson, Jessica, Lisa, Nora, Jeily, Essaw y Nems, el interés y el esfuerzo que han puesto siempre en su trabajo y el respeto, el cariño y el agradecimiento que han demostrado para con el mío y mi persona. Nunca recibí tanto por tan poco.


Julio A. García Carracedo
Vocal de Formación
Asociación Cultural “Galeón de Manila”
http://www.galeondemanila.org




El grupo se dirige a la casa



No podíamos haber elegido un lugar mejor



En clase con Don Guillermo






Nora y Jemson el día del examen




Todo el equipo, con Cesar y Vicky



Un bañito para refrescar las ideas



La última foto. El taller había terminado




Nems, la coordinadora, se despide de sus compañeros


^arriba^



portada primavera 2010 archivos enlaces contactar índice

Tomo XIV, no.1,
Primavera 2010


Director: Edmundo Farolán




En este número:

Editorial

Acuerdo para conseguir
que el español
sea lengua co-oficial en Filipinas

Semanario de Filipinas


Programa Amigos
Julio A. García Carracedo


Diccionario
Tagalog-Español-Inglés
de Joaquín P. Blasco y Alba, DC

Edmundo Farolán


Unas notas sobre la historia
de los chinos cristianos
de Filipinas

Guillermo Gómez Rivera


En la línea del horizonte:
un nuevo poemario filipino
en español
de Daisy López

Ana-María Nieto Del Villar


Dos poemas:
Bulerías, Martinete

Edwin Agustín Lozada


Cartas de nuestros lectores










Todos los derechos reservados
Copyright © 2010
Revista Filipina,
Edmundo Farolán
Diseño: E. A. Lozada