Algunas influencias sobre la poesía de Rizal
(Se publicó anteriormente en Revista Española del Pacífico, n.13, año XI - I semestre - 2001)
Brooke F. Cadwallader



En una carta a Blumentritt fechada 19 diciembre 1893, Rizal cita unos versos de "El Diablo Mundo" del poeta español José Espronceda (1808-1842):

......¿Dónde volaron ¡ay! aquellas horas
......de juventud, de amor, y de ventura...
......(Canto II)

Por tanto, Rizal conocía profundamente las poesías de Espronceda, en particular, esta poesía. De hecho, en muchos de los versos de Rizal abundan los recursos y conceptos de este poeta romántico. En este mismo canto dedicado a Teresa de Espronceda (su esposa?), podemos ver frases y palabras que usa en su Último Adiós (mayúsculas mías):

.........el sol de la mañana
......llevaba yo sobre mi TERSA FRENTE
.......(Versos 1533-34)

.........¡Oh dichosos mil veces! Sí, dichosos
......los que podéis llorar y ¡ay! SIN VENTURA
......de mí, que entre suspiros angustiosos
......¡ahogar me siento en infernal TORTURA!
......¡retuércese entre nudos dolorosos
......mi corazón gimiendo de AMARGURA!
......(Versos 1652-57)

Curiosamente, las mismas palabras aparecen en la novena estrofa de su Último Adiós:

......Ora por todos que murieron SIN VENTURA,
......Por cuantos padecieron tormentos sin igual,
......Por nuestras pobres madres que GIMEN su AMARGURA,
......Por huérfanos y viudas, por presos en TORTURA,
......Y ora por ti que veas tu redención final.

Volviendo a considerar los vocablos en mayúscula, vemos que no sólo se trata de las mismas palabras sino que también se combinan de igual manera. Además, en cada caso forman rimas, y se encuentran muy próximas unas a otras en los versos de Espronceda, mientras que en el poema de Rizal, se encuentran incluso en la misma estrofa.

Otro poema de Espronceda que influyó en el Último Adiós es El Estudiante de Salamanca. Escribe Espronceda:

......Blanca nube de la AURORA
......TEÑIDA de ópalo y GRANA
......NACIENTE LUZ te COLORA.
......(Versos 258-60)

También aquí algunas de las palabras forman rimas y tienen, por consiguiente, una importancia mayor. De hecho, LÓBREGO CAPUZ —singular combinación— en la estrofa que acabamos de leer aparece en verso 67 de El estudiante de Salamanca:

.........LÓBREGO eterno CAPUZ...

Cabe señalar que tanto Rizal como Espronceda se valen de la combinación NACIENTE LUZ, que figura juntamente con AURORA, GRANA, COLORA y TEÑIDA, muy cercanas unas y otras a los versos de Espronceda, y en el caso de Rizal, en una sola estrofa con las mismas palabras (menos TEÑIDA; Rizal emplea TEÑIR). También Rizal rima CAPUZ con LUZ:

......Y al fin anuncia el día tras LÓBREGO CAPUZ
..........
......y dórela un reflejo DE SU NACIENTE LUZ

Y en los versos 67 y 69 de El Estudiante de Salamanca:

......LÓBREGO eterno CAPUZ
..........
... .....y de noche sin más LUZ

Es notable también la yuxtaposición de TRAS y LÓBREGO en Rizal:

.........Y al fin anuncia el día TRAS LÓBREGO CAPUZ...

Y en el de Espronceda (verso 76, El Estudiante...)

...... Cual suele la luna TRAS LÓBREGA NUBE...

NUBE y CAPUZ , en sus respectivos poemas, sirven para el mismo fin: el de envolver y ocultar. En el caso de Rizal, CAPUZ oculta la luz del día, y en el de Espronceda, NUBE oculta la luz de la luna. En ambos casos, el simbolismo es el mismo.

Veamos de nuevo las mismas líneas de El Estudiante y compararlas con la tercera estrofa del Último Adiós arriba mencionada:

..........Blanca nube de la AURORA
.......TEÑIDA de ópalo y GRANA
......NACIENTE LUZ te colora
......refulgente precursora
......de la cándida mañana...

Aquí Espronceda se refiere al anuncio de la mañana (aurora...naciente luz...refulgente precursora de la cándida mañana...) por una "nube blanca teñida de grana". Rizal emplea el mismo simbolismo al decir que su sangre será la "grana para teñir la aurora" y que la aurora sea "dorada" por un reflejo de su "naciente luz" para anunciar la mañana cuando el "cielo se colora":

.........Yo muero cuando veo que el cielo se COLORA
......Y al fin anuncia el dÌa tras lóbrego capuz;
......Si GRANA necesitas para TEÑIR tu AURORA,
......Vierte la sangre mía, derrámala en buen hora
......Y dórela un reflejo de su NACIENTE LUZ.

En otra poesía de Espronceda, La Entrada del Invierno en Londres (1846), escribe:

.........Llorar, llorar mi lamentable suerte
......Me resta en mi desdicha por consuelo
......MI IDOLATRADA PATRIA recordando...
......(Versos 133-35)

Si nos resultan familiares estas líneas, es porque Rizal empleó las mismas palabras PATRIA IDOLATRADA en estrofa 13 del Último Adiós:

.........MI PATRIA IDOLATRADA, dolor de mis dolores,
......Querida Filipinas, oye el postrer adiós...

Y en versos 121-122 de La Entrada, Espronceda dice:

.........ADIÓS, LARES QUERIDOS, patria mía
......grata a mi pecho más que la riqueza...

Es probable que esto también nos resulte conocido. Aquí Espronceda se despide del mundo que conoce, así como Rizal en el Último Adiós. Véanse estos versos de Rizal (estrofa 14, versos 1, 2 y 5):

......ADIÓS, padres, hermanos, trozos del alma mía;
......Amigos de la infancia en el perdido HOGAR.
..........
......ADIÓS, QUERIDOS seres. Morir es descansar.

LAR y HOGAR son sinónimos. Además, si se comparan el ADIÓS LARES QUERIDOS de Espronceda con el ADIÓS PADRES Y HERMANOS y el ADIÓS QUERIDOS SERES de Rizal, es evidente que aquí expresan la misma idea, valiéndose esencialmente de los mismos recursos y conceptos.

Volvamos al poema de Espronceda, Canto II de El Diablo Mundo. Estos versos, claro está, fueron leídos por Rizal muchas veces. Veamos los versos 1712-13:

.........sí, que el demonio en el EDÉN PERDIDO
......abrasara con fuego del profundo...

Las palabras en mayúsculas aparecen en el Último Adiós en el segundo verso de la primera estrofa:

......Adiós, Patria adorada, región del sol querida,
......Perla del mar de Oriente, nuestro PERDIDO EDÉN...

Observemos también la duodécima estrofa de esta poesía rizalina:

......Entonces nada importa me pongas en olvido
......Tu atmósfera, tu espacio, tus valles cruzaré
......Vibrante y limpia nota seré para tu oído
......AROMA, LUZ, COLORES, RUMOR, CANTO, gemido
......Constante repitiendo la esencia de mi fe.

Comparemos lo anterior con el Canto III de El Diablo Mundo de Espronceda:

......Flores, LUCES, AROMAS, y COLORES,
......Que sueña el alma enamorada cuando
......Guardan su sueño a su alrededor CANTANDO
......La virtud, la esperanza y los amores,
......Y un alegre RUMOR que el vago viento....
......(Versos 2130-34)

Si prestamos atención a las palabras en mayúsculas, vemos que todas las que aparecen en un poema aparecen también en el otro, y significativamente las palabras que en el poema de Espronceda est·n muy próximas unas a otras, aparecen en una única estrofa en el poema de Rizal. Por lo tanto, en ambos poemas, están formando parte de una única idea.

En El Estudiante de Salamanca, Espronceda, usa POSTRER:

.........AsÍ escribió su triste despedida
......momentos antes de morir, y al pecho
......se estrechó de su madre dolorida,
......que en tanto inunda en lágrimas su lecho.
......Y exhaló luego su POSTRER aliento.
......(Versos 419-23)

Lo que aquí se expresa es el último adiós de alguien que está a punto de morir. Huelga decir que Rizal tiene por tema lo mismo en su poesía cuya penúltima estrofa dice:

......Mi Patria idolotrada, dolor de mis dolores,
......Querida Filipinas, oye el POSTRER ADIÓS
......Ahí te dejo todo, mis padres, mis amores...

Casualmente, los versos 47 y 48 de El Estudiante de Salamanca dicen:

.........Un ¡ay! de alguno al mundo
......pronuncia EL ÚLTIMO ADIÓS....

(SE CONTINUARÁ)



^arriba^

portada verano 08 archivos enlaces contactar

Tomo XII, no.2,
Verano 08

Director: Edmundo Farolán



En este número:


Algunas influencias
sobre
la poesía de Rizal
Brooke F. Cadwallader

Miguel Zaragoza,
el primer poeta
hispano-filipino

Manuel García-Castellón

1.) Abren las escuelas
y no hay español

2.) Nuevos versos
y otra cosa más

Guillermo Gómez Rivera

El Premio Zóbel:
dos publicaciones
de Lourdes Brillantes

Andrea Gallo

Cartas de
nuestros lectores



FONOTECA DEL ESPAÑOL
EN FILIPINAS

Número Segundo

Fragmentos de
una conversación
con
Teresa Andueza Salazar

Isaac Donoso Jiménez


BIBLIOTECA
DE CRÍTICA
LITERARIA FILIPINA

Número Tercero

Teresa Andueza Salazar
y la docencia filipina
en torno a la Hispanidad

Isaac Donoso Jiménez







Todos los derechos reservados /
Copyright © 2008
Revista Filipina,
Edmundo Farolán
Diseño: E. A. Lozada