Un país mejor: poemas a las Filipinas
Estudiantes de Español 12-13,
segundo semestre,
año académico 2010-2011
Universidad de Filipinas Diliman
Profesora: Cecilia Quirós Cañiza


Jean T. Asis

En el ajetreo y el bullicio de la ciudad
vemos el progreso, vemos el desarrollo.
Pero por la noche hay crímenes.
Aldrededor del mediodía, la corrupción y
la degradación ambiental y la contaminación.
Por la mañana, los niños que se supone que
están en la escuela,
sólo tienen ropa hecha jirones al desgaste y
se ejecutan en las calles con el estómago vacío.

Espero que hagamos algo para cambiar
nuestras maneras equivocadas,
para borrar la codicia que come la mayoría
de los políticos,
para eliminar el egoísmo de las élites indiferentes,
para evitar la entrada de las Empresas Multinacionales
que se preocupan menos por el medio ambiente,
para eliminar la apatía de los ciudadanos.

Quiero que haya un futuro mejor
así que mis hijos pueden vivir en
un lugar mejor,
Deseo que haya una hermosa Tierra:
la gente no asustada por la ira y el orgullo,
la gente ayudando el uno al otro,
la gente con alegría en sus ojos.
Quiero que sea este cambio
por mi manera simple de vivir
con amor y en servicio de los demás.
¡Ojalá dé a luz esta idea de un cambio positivo!



Caryll Jeremy M. Babula

Deseo que nadie tenga hambre
Quiero que el alimento sea más barato, así que nadie tiene hambre
Espero que cada uno tenga trabajo, así que nadie tiene hambre
¡Ojalá eliminemos el hambre!

¡Ojalá el hambre desaparezca, así que nadie tiene hambre!
Espero que las guerras terminen de modo que nadie tenga hambre
Quiero que nadie sea pobre, así que nadie tiene hambre
Deseo que nadie tenga hambre.



Liana G. Barcia

En una tierra tan oscura como ésta
es casi imposible soñar,
porque cuando se vive con un buitre
sobrevivir es la única cosa que pensar.

Pero somos un pueblo optimista
que se levantan una y otra vez
y nos imaginamos que mañana
estará llena de luz y lucidez.

Espero que terminen las desapariciones
de mis hermanos y hermanas,
y las torturas que sufren
para enfrentarse a los opresores.

Deseo que los niños pequeños sepan
la diferencia entre un árbol y una mala hierba,
y espero que no sólo exista el mundo
de los libros antiguos y lo que estaba.

Quiero que vean la riqueza de mi país,
vayan a mi pueblo que se lo merecen,
quiero que saboreen el arroz y el maíz
que ellos y ellas nutren.

Ojalá no exista la pobreza
y mis compatriotas estén bien;
Ojalá no vuelvan a la cerveza
en tiempos de dolor y tristeza.

En una tierra tan oscura como ésta
es casi imposible soñar,
pero sin nuestros sueños
nunca nos vamos a despertar.



Mariza Mae C. Cacanidin

Deseo que nadie experimente el hambre
Quiero que cada persona pueda escribir y leer
Espero que todos traten el uno al otro como un hermano
Ojalá todos seamos felices antes de que vayamos a ver nuestros sueños.

Ojalá cada niño vea a su madre como una fuente de amor
Espero que cada niño no viva una vida de horror
Quiero que la mujer sea dada el respeto que merece
Deseo que nadie tenga una razón para terminar una vida.
Nadie. Nadie.



Hannah P. Chan

Deseo que las Filipinas sea un lugar digno
para cada familia para comer, vivir y orar.

Quiero que los impuestos se utilicen correctamente
que las carteleras no estén puestos en pasarelas
y que haya transparencia en el gobierno.

Espero que la disciplina se inicie por todos,
que estén reconocidos por un bote de basura
y por tirar basura correctamente.

Ojalá los filipinos sean una gente
que lee libros y que la importancia
de los libros se realice.

Ojalá las Filipinas desarrolle sus propias industrias,
que un día pueda competir en el mercado mundial.

Espero que las cárceles no sean demasiado
pequeñas para los corruptos.

Quiero que la gente discierna lo que el país
necesite y actúe en consecuencia.

Deseo que todos los graduados tengan acceso
a un buen empleo y a una buena vida.



Geneva Adrianne Feliciano

La esperanza nunca ha abandonado las Filipinas.
Con tal de que vivamos, hay todavía esperanza.
El amor es la palabra clave que los filipinos deben recordar.
Nosotros no podemos cambiar la estructura pecadora inmediatamente.
Debe comenzar con la persona.
El amor debe comenzar con toda la gente.
Descubro que cada persona es digna de ser amada.
Confío en el amor, porque hace posible los cambios.
El amor nos cambia.
Cambia el mundo, los contextos y las relaciones.
Tal puro amor por un país ennoblece a un hombre
Y le inspira a servir generosamente y con devoción.
Espero que todos los filipinos amen su patria.



Marie Agnes Lorenzo

Deseo que las Filipinas sea más tranquila,
Quiero que las Filipinas sea más limpia,
Espero que las Filipinas sea más rica,
¡Ojalá viva sin tantos problemas!

¡Ojalá trabajemos mucho para las Filipinas!
Espero que estudiemos mucho para las Filipinas,
Quiero cambiar para un buen futuro,
Deseo ser el cambio.



Aireen M. Mata

Deseo tener una buena vida en este país
Quiero que todas las personas amen a sus familias, amigos y enemigos
Espero que no haya guerra, crímenes y desacuerdos cada año
¡Ojalá pueda vivir en paz todos los días!

¡Ojalá tengamos bastante trabajo para los trabajadores pobres!
Espero que tengamos el derecho de hacer lo que querramos
Quiero que cambien las prácticas y tradiciones malas en la sociedad
Deseo que la idea de un país mejor tenga éxito.



Rachel Aimee E. Mendoza

Quiero vivir en un país mejor
Donde no haya crimen, no haya miedo, no haya dolor
Toda la gente no diga: ¡Qué horror!
Porque las Filipinas es un país mejor.

Ojalá que nuestro país tenga un mejor presidente
Los pactos entre familias sean más calientes
Los amores entre los filipinos nunca estén ausentes
Deseo que el país sea más sano para los inocentes.

Espero ver un arco iris sobre el cielo
En el cielo de las Filipinas, ¡muéstramelo!
Quiero ver caras felices de ellos,
Los filipinos, salvos y contentos.

Algún día, mis deseos se harán realidad
Cada uno podrá ir a la universidad
Vamos a obtener una educación de buena calidad
Ojalá que cada uno tenga igual oportunidad.

Creo que las Filipinas no está desesperada
Nuestra ayuda no se considera nada
Hay muchas maneras para conseguir la iluminación filipina
Espero que nuestras esperanzas y sueños nunca estén terminados.



Roseanne Eugenie M. Torre

Filipinas, con tus árboles y flores bellos
Espero verte florecer otra vez,
Mi perla, mi patria, mi Filipinas
¡Ojalá los filipinos se despierten con rapidez!

Con tus mares sobre-explotados y tus selvas caídas
Con el gobierno corrupto y el pueblo hambreado
¿Cuándo abrirás tus ojos a tu estado compungido?
Quiero que sea más pronto y acercado.

Filipinas con tus 7,107 islas
¡Ojalá pueda ver tu belleza y esplendidez!
Querida, mi tierra, mi Filipinas
Espero que los filipinos se levanten de la dejadez.




^arriba^



portada primavera 2011 archivos enlaces contactar índice

Tomo XV, no.1,
Primavera 2011
,

Director: Edmundo Farolán




En este número:

Editorial


Un país mejor:
poemas a las Filipinas

Estudiantes de Español 12-13
Universidad de Filipinas Diliman


¿Por qué el español?
Francisco Sionil Jose


Reseñas
Edmundo Farolán

Pájaros de fuego
(novela filipina de la guerra)
de Jesús Balmori


Donde hay nilad
de Deborah Puig


More Hispanic Than We Admit
(Más español
de lo que admitimos)
de Isaac Donoso




Cartas y anuncios







Todos los derechos reservados
Copyright © 2011
Revista Filipina,
Edmundo Farolán
Diseño: E. A. Lozada